Arte creatividad diseño marketing publicidad

Dame amor y trabajo, solo estas dos cosas

16 agosto, 2017
b69aeebb4e2a631fdb5eb08995df30e6

Por Angel Gonzalez

Una de las cosas que más me gustan de la agencia es mi espacio de trabajo, frente a mí hay una ventana con una bella vista, circula el aire, cuando no hay tanta contaminación el cielo se ve azul, puedo decir que tengo una vista envidiable, hasta inspiradora. A menudo me encuentro viendo cómo se mueven los árboles o a los pajarillos de cabeza roja que posando sobre los cables parecen adornar pentagramas.

También disfruto creando cosas para nuestras marcas, hacer visuales y propuestas para nuevas campañas, saber que lo que estoy haciendo pronto estará en un anaquel, por la calle el algún espectacular, o en las páginas web de nuestras marcas… muchas personas lo verán y eso convierte lo que hago en una gran responsabilidad. Sin embargo, hay personas que no lo perciben así, al observar su trabajo el brillo que yo siento aquí no es notorio, se siente frío y mecanizado como si lo obligaran a hacerlo, no le ponen amor, parece que no lo disfrutan.

William Morris creó el movimiento Arts and Crafts el cual buscaba revalorizar el trabajo artesanal, darle el valor al trabajo que se hace por placer y no por obligación, los libros que editó bajo el sello Kelmscott Press eran bellísimos; los detalles, los ornamentos y las ilustraciones eran extremadamente cuidadas para crear un objeto funcional y bello, que reflejara la pasión que él tenía por el trabajo artesanal, lo bien hecho.

El trabajo no debe quebrantar nuestro espíritu, mucho menos esclavizarlo, tiene que llenarnos de vitalidad, apasionarnos satisfacernos.

Por citar un ejemplo: en la edad media, un herrero se esforzaba por ser cada día mejor, añadiendo detalles incluso a una simple copa, poniendo algún ornamento en un plato, incluso una pequeña piedrecita que hiciera lucir más algún objeto, él lo hacía por ser el mejor, por superarse cada vez disfrutando el proceso tanto como el resultado.

Muchas personas lo hacen, dejan una parte de sí en todo lo que realizan, se nota su pasión… desafortunadamente esos son los menos.

Retomemos parte del movimiento de Morris y pongamos amor a todo lo que hacemos, la gente lo notará.

 

William morris

También te podría gustar

Sin Comentarios

Dejar Respuesta