creatividad marketing publicidad televisión Tendencias

La televisión no ha muerto

17 septiembre, 2018

Por Emilio Márquez (arte creativo)

Esta afirmación puede no envejecer muy bien, pero al menos en el momento en que escribo esto, me parecería una idea correcta. Es más, casi podría decir que la televisión se reinventa y está presente con más fuerza.

Antes de entrar en tema, me gustaría hacer una pausa para dar otro ejemplo: cualquiera que tenga más de 20 años recordará el estigma que tenía el género musical de reggaetón hace 10 años… sólo lo escuchaba un grupo reducido de personas y se les consideraba de un grupo específico tanto social como económico. En aquellos tiempos alguna vez escuché (y llegué a decir) frases del tipo: “El reggaetón es una moda que durará sólo unos meses”. Pero eso no pasó, en cambio lo que ocurrió fue que se mantuvo y se fue “popificando”, es decir fue perdiendo su estigma y cada vez fue más aceptado y junto a su aceptación fue perdiendo (en muchos casos) el tono tan subido de sus canciones -o simplemente ese tono se aceptó- Y al final, el reggaetón cambió y evolucionó tanto que terminó por matar a la balada y al pop (géneros dominantes durante casi dos décadas), lo siguiente fue una migración masiva de cantantes pop al nuevo género sin ningún reproche. Como la marca reggaetón sigue siendo negativa, cada vez vemos más canciones que claramente pertenecen a ese género, pero con nuevas etiquetas, tipo “música latina”, “música urbana”, “trap”, etc. Es reggaetón, no engañan a nadie señores.

Puse este ejemplo, porque me parece que es justo lo que esta ocurriendo con la televisión, sólo que a la inversa, me explico…

Hace años se consideraba basura a la televisión abierta, y si querías consumir televisión de calidad tenías que tener televisión de paga, ahí si había contenido de calidad, programas culturales, caricaturas de calidad, no tantos comerciales y mucho de donde escoger. ¿Que terminó ocurriendo? La televisión de paga se volvió tan mala como la televisión abierta, ¡invadieron los reality shows! ¿Cúando fue la última vez que pasaron un documental histórico en History Channel? Ahora es un canal de Ovnis, Carros y Pawn Stars.

Cuando nos sentíamos solos y desdichados por esta realidad, aparecieron las plataformas de streaming. ¡Ahí si había contenido de calidad! Programas culturales, caricaturas de calidad, sin comerciales y mucho de donde escoger.

¿Qué está pasando? Pues si abren Netflix por ahí anda una serie de Kate del Castillo, una de Luis Miguel y la novela de La Casa de las Flores. Por cierto, ya ha habido pronunciamientos de los directivos para probar con publicidad en la plataforma… y sólo es el comienzo.

No dudo que siga existiendo y existirá contenido de calidad en las plataformas de streaming, pero lo mismo se podría decir tanto de la tele de paga como de la tele abierta. ¿Han visto Cosmos, de National Geographic?, ¿O el documental de Televisa sobre la vida de Benito Juárez? Todos tienen programas de calidad, rodeados de un sin fin de programas malos por debajo de la calidad que nos prometieron en su momento.

Al igual que en el caso del reggaetón, la “televisión” esta muy desgastada y mal vista, o sencillamente ya se le asocia con el dispositivo que reproducía el contenido, y no con el medio en sí. Sin embargo, el “ritual” de ver televisión sigue existiendo y quizás ahora más que nunca, las personas seguimos pasando horas delante de una pantalla viendo contenido, sea cual sea.

Nos engañamos por algún tiempo pensando que vemos programas de mayor calidad, pero con el tiempo las plataformas pierden esa chispa y terminan vendiéndonos reggaetón con otro nombre. ¿Por qué? Porque es mucho más barato y fácil hacer un reality sobre hijos de Millonarios (Netflix), que hacer un nuevo Game of Thrones.  Menor inversión y mayores beneficios para los que ofertan contenido.

¿Qué sigue?, No sé, pregúntele al niño que se la pasa 6 horas al día viendo gameplays en Twich.

También te podría gustar

Sin Comentarios

Dejar Respuesta